Las torres del silencio

    En Bombay hay una extraña estructura circular en la que a diario unos operarios depositan a los difuntos para que los devoren los buitres. Es una dakhma o Torre del Silencio.

    ¿Pero qué sentido tiene echar los cadáveres de tus seres queridos a los buitres? 👇

    Image


    En su forma moderna, las torres del silencio o dakhmas son estructuras circulares cuya azotea es prácticamente plana, con una ligera inclinación desde el perímetro exterior hacia el interior, donde se abre un pozo central.
     
    Image

    Esta superficie se divide en tres anillos concéntricos formados por nichos de piedra donde se depositan los cadáveres: en el exterior los de los hombres, en el central los de las mujeres y en el interior los de los niños.
     
    Image

    A este recinto ritual solamente pueden acceder unos portadores de féretros especiales, llamados nusessalars, que depositan al difunto en el anillo correspondiente.
     

    Allí, el cuerpo queda a merced de los elementos y de los animales, sobre todo de los buitres.

    Image

    Estos animales devoran la carne en pocas horas, dejando únicamente los huesos sobre la superficie de piedra de la Torre del Silencio, que siguen su proceso de descomposición expuestos a la acción del sol y el viento, lo que puede tardar hasta un año.

    Image


    Una vez terminada esta fase, los huesos se recogen en el pozo central de la torre, donde, con la ayuda de la cal, se desintegran gradualmente, y el material restante pasa por varios filtros de carbón y arena antes de ser arrastrado hasta el mar por las canalizaciones de agua.
     
    Image

    Las Torres del Silencio son complejos funerarios del zoroastrismo, una de de las religiones monoteístas más antiguas del mundo, más que el judaísmo y por supuesto que el cristianismo o el islam.
    Image

    Fundada hace unos 3200 años (no está muy claro cuándo exactamente) en el actual Irán, se basa en las enseñanzas del profeta y reformador persa Zoroastro (Zaratustra), que reconocen como divinidad a Ahura Mazda, considerado por el profeta como el único creador increado de todo.
    Image

    La lógica detrás del (a nuestros ojos) macabro ritual de ofrecer los cuerpos a los buitres en las Torres del Silencio son las creencias de esta religión, para la que los elementos clásicos del mundo (la tierra, el agua, el aire y el fuego) son sagrados.
     
    Image

    Los cadáveres, elementos impuros desde su punto de vista, contaminan la tierra y el agua si se entierran, y hacen lo mismo con el aire y el fuego si son cremados.
     

    Por ello, exponer los cadáveres de sus difuntos a los animales y los elementos no les parece tan mala idea.

    Image


    En la tradición del zoroastrismo, la exposición de los cadáveres a los buitres también se considera un acto final de caridad, al ofrecerles un alimento que sería destruido inútilmente al usar la cremación, por ejemplo.
    Image

    Hoy, la comunidad más próspera y numerosa de esta religión son los parsis en la India, país al que se trasladaron sus ancestros desde Persia cuando los ejércitos árabes llevaron el islam a la región en el siglo VII.
     
    Image

    Quizá el zoroastrista más famoso del mundo sea Freddy Mercury, nacido Farrokh Bulsara en la isla de Zanzíbar, en el seno de una familia parsi con raíces en el subcontinente indio.
     
    Image

    Como tal, su funeral fue oficiado en 1991 siguiendo los ritos del zoroastrismo.
     

    Pero no te preocupes, que al bueno de Freddy no se lo comieron los buitres: fue cremado y sus cenizas esparcidas en un lugar que no ha sido desvelado.

    Image


    Y es que cada vez más fieles del zoroastrismo se decantan por la cremación hoy en día.
     

    De hecho, el ritual funerario tradicional del zoroastrismo es objeto de polémica en el seno de esta religión.

    Image


    Los fieles más progresistas argumentan que el ritual ha quedado totalmente desfasado y que la tecnología moderna ofrece numerosas formas de cremar o enterrar los cuerpos evitando la contaminación de los elementos sagrados para el zoroastrismo.
     
    Image

    Los defensores de la tradición más ortodoxos defienden que el ritual funerario tradicional es la mejor y más ecológica forma de dar sepultura a los difuntos y evitar los peligros de la putrefacción, sin producir contaminación y sin ocupar grandes espacios en cementerios.
     
    Image

    También temen que con la desaparición del rito funerario tradicional de zoroastrismo también pueda desaparecer la propia religión, que en la actualidad solo tienen unos 100 000 fieles repartidos por el mundo.
    Image

    Hoy, la mayoría de las Torres del Silencio están en Irán, cuna de la religión, pero no se usan porque apenas quedan zoroastristas en la región y porque el rito funerario tradicional fue prohibido en 1979 tras la revolución islámica.

     

    Como esta, en Yazd, Irán 🇮🇷

    Image


    O esta, en Chilpik, en el actual Uzbekistán 🇺🇿
    Image

    Pero las únicas que siguen en funcionamiento a día de hoy son las que la comunidad parsi mantiene en Malabar Hill, uno de los barrios residenciales más exclusivos de Bombay.
     
    Image

    Nadie ajeno a la religión puede acceder a ellas y a los turistas interesados se les muestra una maqueta.
    Image

    ¿Y tú qué piensas? ¿Deberían los zoroastristas dejar de lado sus tradiciones fúnebres y cerrar las torres o deben salvaguardar su identidad histórica y sus tradiciones, por extrañas que parezcan a los demás?


    Si te ha gustado este hilo, dale♥️y 🔃al primer tuit para darle más difusión.

     

    Y si te gusta el tema, puedes leer este hilo sobre una tumba muy especial 👇

    Publicado originalmente en:

    ¿Te ha gustado?

    Si te suscribes al newsletter, te envío arte e historia directamente a tu correo electrónico sin hacer spam ni publicidad.

    ¿Ganas de más batallitas?

    Desde sus bóvedas, miles de ojos te contemplan

    El asesinato del primer obispo de Madrid

    La aguja de Salisbury

    Una metáfora de la resurrección esculpida en piedra

    Un pilar para sostener una bóveda gótica

    La revolución filarmónica de Scharoun

    Batallita anterior
    Batallita siguiente

    Deja un comentario