La frontera interalemana

    Tapias de cemento, vallas electrificadas, torres de vigilancia, guardias armados… ¿alguna vez te has preguntado por qué la gente se arriesgaba a cruzar el Muro de Berlín cuando las 2 Alemanias compartían una frontera de 1382 km?

    Vamos a ver la Frontera Interalemana 👇 Image


    El Telón de Acero (la Cortina de Hierro en Latam) no era una figura retórica de Winston Churchill, sino una sofisticada barrera fronteriza que dividía, desde el Báltico al Adriático, dos mundos antagónicos y, hasta cierto punto, incompatibles: el capitalismo y el comunismo.
     
    Image

    El segmento entre las 2 Alemanias recorría los 1381 km entre las dos naciones (del Mar Báltico a la frontera checoslovaca) y era el más imponente.
     

    Durante los más de 40 años de historia de la RDA, pasó de ser una mera valla metálica a un complejo sistema de fortificaciones.

    Image

    Empezaba con una zona restringida de 5 km de anchura a la que los civiles solo podían acceder con un permiso especial.

    (N.º 22 en la imagen)

    No estaba vallada, pero sí había patrullas y puntos de control en las carreteras y caminos que la recorrían.

    Image

    Al final de la zona restringida había una valla metálica de señales, de 1185 km de longitud y 2 m de altura. Estaba recubierta de alambre de espino electrificado.
     

    Se llamaba así porque se activaba una alarma para alertar a los guardias cercanos si el alambre se tocaba o cortaba.

    Image

    Tras la zona restringida estaba la franja protectora, de entre medio y 1 km de anchura. Estaba estrechamente vigilada mediante torres con reflectores para los guardias, búnkeres de observación, fosos antivehículos, erizos antitanques, perros guardianes…

    Image
    Image

    También tenía 2 franjas de tierra desnuda en las que cualquier intruso dejaba huellas por necesidad. Así, podían detectarse intentos de fuga que de otro modo pasarían desapercibidos, permitiendo determinar dónde había que aumentar las patrullas y añadir fortificaciones.
    Image

    Tras la franja protectora había otra valla exterior, compuesta de paneles metálicos especiales.
     

    Las aberturas de su malla eran afiladas y demasiado pequeñas para meter los dedos y escalarla. Image

    La base de la valla y la propia barrera estaban minadas, tanto con minas antipersona convencionales como minas direccionales como la de la foto, que disparaban metralla en horizontal a unos 120 metros cuando un cable trampa activaba la espoleta.
    Image

    Entre esta valla y la frontera real había una franja de tierra de nadie (en rojo) que daba un amplio campo de visión a los guardias de las torres y que permitía a los ingenieros llevar a cabo labores de mantenimiento.
     

    Su acceso estaba muy restringido para evitar deserciones.

    Image

    Después venía la frontera física de Alemania Occidental: a diferencia de la de su vecino, solo consistía en postes de madera con los colores de su bandera y pequeñas piedras de granito con las siglas DDR (RDA) y BRD (RFA) en sus caras oriental y occidental respectivamente.

    Image
    Image

    En este diagrama de la inteligencia estadounidense puedes ver representadas, de derecha a izquierda, las tres zonas de la frontera de la RDA.
     

    El gráfico estima que de un total de 4956 personas que intentaron cruzar, solo 229 lograron pasar a Alemania Occidental.

    Image


    En el formidable sistema de fortificaciones fronterizas de la Alemania comunista había 2 puntos ciegos: las conocidas como “Agentenschleuse” (esclusas para agentes de la RDA para cruzar discretamente la frontera entre las dos Alemanias con equipo, documentación. etc. Su ubicación era secreto de estado)…
     
    Image

    … y Berlín. Desde 1945 y hasta la construcción del muro en 1961, la ciudad estaba dividida en sectores pero se podía cruzar de un lado a otro con relativa facilidad tras pasar por un control de los documentos de identidad.
    Image

    Eso significaba que cualquier ciudadano de la RDA podía viajar a Berlín Este, cruzar al sector occidental y solicitar asilo político a sus autoridades, aunque muchos lo hacían por motivos puramente económicos.
     
    Image

    El gobierno de la RFA daba muchas facilidades a este tipo de inmigrantes/refugiados.
     

    Sus estudios universitarios cursados en una universidad de la RDA quedaban convalidados automáticamente y se les daba en el acto un visado de trabajo. Poco después, obtenían la ciudadanía.

    Image

    Gracias al milagro económico alemán de los años 50, en todas las regiones de Alemania Occidental había una fuerte demanda de trabajadores cualificados y la mayoría de los alemanes de la Alemania Oriental encontraban trabajo en pocos días o semanas en el lado occidental.
     
    Image

    Para la RDA, este tipo de inmigración era un desastre económico: generalmente emigraban jóvenes muy cualificados que, tras beneficiarse de la educación en el sistema comunista (de gran calidad y completamente gratuita) ganaban mucho más dinero en Alemania Occidental.
    Image

    El Muro de Berlín se construyó en 1961 con el fin de frenar esa sangría demográfica y económica para la Alemania comunista.

    El Muro no era más que otro segmento más de la Frontera Interalemana, además de los 1381 km que ya hemos visto.

    Image


    Pero era imposible construir una franja fronteriza de entre 5 y 6 km de anchura alrededor de Berlín Este sin destruir media ciudad, así que el Muro era una versión simplificada (y, por lo tanto, más fácil de cruzar) que las formidables defensas de la Frontera Interalemana.
    Image

    Además, el tejido urbano de Berlín (túneles de transporte público y alcantarillado, vías fluviales y edificios) daba cobijo aquellos que intentaban cruzar ilegalmente al lado capitalista, si bien seguían arriesgando la vida para pasar.
     
    Image

    Otra diferencia entre el Muro de Berlín y la Frontera Interalemana era que el primero estaba diseñado únicamente para evitar la emigración ilegal de la población al lado capitalista.
     
    Image

    La Frontera Interalemana, aparte de evitar fugas, también pretendía ser la primera línea de defensa frente a una invasión militar estadounidense desde territorio capitalista.
     
    Image
    Las autoridades de Berlín Este no temían una invasión sorpresa desde Berlín Occidental, ya que, al ser un enclave dentro de su territorio, conocían en todo momento el número de tropas y equipos de la OTAN que había en el sector capitalista.
     
    Image

    En cualquier caso, arriesgar el pellejo cruzando ilegalmente el Muro de Berlín o la Frontera Interalemana era algo que solo intentaron los más desesperados o inconscientes.

    Había formas legales de cruzar.

    "La herida alemana", una fotografía nocturna de la Frontera Interalemana.

    La inmensa mayoría de los 3,5 millones de alemanes orientales que abandonaron la RDA y se instalaron en Alemania Occidental entre 1949 y 1989 lo hicieron legalmente: se fueron con un permiso de las autoridades de Berlín Este o huyeron a través de un tercer país.
     
    Image

    Otro día os cuento la historia de los 650 000 alemanes occidentales que emigraron a Alemania comunista o la de cómo la RDA vendía a sus presos políticos a la Alemania capitalista a cambio de dinero y recursos varios.
    Image

    Si te interesa el tema del Muro y quieres conocer el plano humano del Muro de Berlín, te gustará el libro de @yosoycorra “Las chicas del muro”, una novela sobre amistades que salvan y sobreviven a los muros como el de Berlín.
     

    Puedes comprarlo aquí:

    ➡️amzn.to/3SEwUrK⬅️ (enlace de afiliado)
    Image

    O también puedes leer uno de sus hilos sobre el impacto social y económico de la Frontera Interalemana y la división de Alemania, a través de los ojos de un toro. Sí, un toro.

    ¿Te ha gustado?

    Si te suscribes al newsletter, te envío arte e historia directamente a tu correo electrónico sin hacer spam ni publicidad.

    ¿Ganas de más batallitas?

    Cuando Julio Verne bombardeó Berlín

    El vodka: la ruina de Rusia

    Narcos Suiza: los traficantes de sacarina

    El Muro de Berlín estaba diseñado a prueba de blindados

    Las muertes más absurdas de la Batalla de Verdún

    Una gran cagada en alta mar

    Batallita anterior
    Batallita siguiente

    Deja un comentario